MIL Y UNA COSAS QUE HACER EN MARRAKECH – PARTE 2

MIL Y UNA COSAS QUE HACER EN MARRAKECH – PARTE 2

Hace unos días os contabamos qué podías hacer en tu viaje a Marrakech, pero creemos que nos quedamos cortos y que aún había alguna que otra aventura más que vivir en este magnifico viaje.  Por eso hoy añadimos algunas ideas para que tengas una gran experiencia en Marrakech:

16. Hacer snow en las dunas.

Si nos lo hubiesen dicho antes de ir no podríamos habérnoslo creído, ¿hacer snow? Y, ¿en el desierto? Pues sí, fue en nuestra excursión al desierto, a mitad de camino paramos y nos lanzamos con alguna que otra caída. Gabi fue más valiente y se lanzó de pie, menos mal que la caída en la arena no duele; Shere prefirió tirarse sentada, mejor prevenir que curar jajaja. Eso sí, echamos de menos un telesillas o un arrastre porque haces más ejercicio subiendo las dunas con la tabla a rastras que yendo una semana al gimnasio. Una gran aventura que no puedes perderte en tu visita a Marrakech.

Snow en las dunas

17. Las Gargantas del Dadès.

En cuanto subimos hasta ahí arriba y vimos la bajada de esas carreteras, no se nos ocurrió otra cosa que fantasear con una carrera en skate, menuda locura pero realmente son increíbles. Nosotros dormimos a los pies de las gargantas de camino al Sahara, no puedes perderte esta parada en tu visita a Marrakech, solo por contemplar las vistas, te dará miedo hasta bajar de nuevo con el coche.

IMG_2170

18. Pasear en camello.

Hay mucha gente que está en contra de esto y lo considera maltrato animal, realmente había momentos que nos sabia mal que el pobre estuviese aguantando nuestro peso andando por el desierto, pero al fin y al cabo forma parte de esta cultura y queríamos probarlo todo de este maravilloso país. Nosotros disfrutamos de este paseo para ir hasta el campamento del Sahara donde pasaríamos la noche. Un dato importante: Acabamos con dolor de todo, de cintura para abajo.

Camello

19. Vestirse con ropa marroquí.

Qué mejor manera de comenzar a adentrarte en esta cultura que vistiendo con sus ropas. Nosotros paramos en una tiendecita de la carretera y nos vestimos con chilabas y pañuelos. Al final solo acabamos comprando unos pañuelos para nuestra visita al Sahara, lo agradecimos porque nos sirvieron de mucho cuando nos sobresaltó una tormenta de arena. Así que si no tenéis ninguno aprovechar y hacer esta parada imprescindible en vuestra visita, y aprender bien como se pone porque es realmente complicado conseguir que no se deshaga.

Marrakech

20. Hacerte un tatuaje de gena.

Shere no llevaba idea de hacerse ningún tatuaje de gena, pero en la tiendecita que hemos mencionado en el punto anterior, se ofrecieron para hacerle uno gratuitamente. Tener cuidado con esto porque las señoras que encontrareis en la ciudad cobran bastante y te perseguirán hasta la saciedad como prestes un poco de interés en algún diseño; además algunas te cogen la mano sin permiso previo y te pintan en la mano para que no tengas vuelta atrás, y ya no te queda otra que hacértelo y pagar un buen dineral, creemos que no vimos ninguna oferta por menos de 50€. A Shere no le duró mucho pero le quedo muy bonito y fue una gran experiencia ver con la rapidez que realizaban esas obras de arte.

Tatuaje de gena

21. Probar el verdadero té marroquí.

A Gabi le encanta el té pero a Shere no le va mucho, y aun así acabo enganchada al sabor del té marroquí. Y nuestra opinión es que en tu visita a Marrakech tienes que probar si o si el té bereber, té verde con menta. Lo probamos en cada sitio al que íbamos, y ya os decimos que lo que apetecía era un buen granizado o una coca-cola bien fría, pero está tan bueno que no podíamos resistirnos, además para ellos es una muestra de agradecimiento invitarte a tomar uno. De hecho nos trajimos té de un puesto del zoco, ahora solo falta aprender a hacerlo.

22. Regatear y hacerte con algún verdadero chollo.

Regatear no es lo nuestro, pero nos lanzamos a vivir esta experiencia y lo intentamos sin mucho éxito. Realmente creemos que fue porque lo dejamos para el final y ya nos habían intentado timar tantas veces que no nos quedaban ganas de otro timo más. Así que las pocas cosas que compramos lo hicimos aceptando el precio propuesto. Lo único que compramos regateando con éxito fue un azulejo pintado a mano, y creo que fue porque el hombre se creyó que no llevábamos más dinero encima en ese momento jajajajajajaja.

Marrakech

23. Visitar alguna familia nómada de camino al desierto.

Si hasta ahora os hemos dicho cosas que no podéis dejar de hacer, eran mentira. Realmente lo que no podéis dejar de hacer en vuestro viaje a Marrakech es esto. Una experiencia que os hará replantearos muchas cosas, porque por la tele aparecen a diario imágenes de gente pobre de África que muere de hambre, que tienen pocos recursos, pero, ¿cómo va a vivir alguien sin el principal recurso, el agua? Esta gente al vivir en el desierto escasean de agua y la mayoría mueren de eso. Ver a estos niños tan felices después de nuestra visita, fue el mejor recuerdo que nos llevamos de allí. Ya os contaremos todas nuestras anécdotas y vivencias del viaje, porque tenemos para llenar un saco!!!

Marrakech

24. Probar el aceite de Argán.

Nosotros habíamos oído hablar de él pero no lo habíamos probado nunca ni sabíamos de donde provenía. En nuestro viaje a Marrakech hicimos una visita a una cooperativa de mujeres que trabajan haciendo este aceite, ya bien para productos cosméticos, como para alimentos. No compramos ninguno pero porque no conocemos si realmente tienen todos esos beneficios que dicen, habrá que probar. Lo que más nos chocó de la visita fue ver a mujeres trabajando, porque hasta ahora solo habíamos visto hombres trabajando en las tiendas y restaurantes.

Marrakech

25. Alojarte en un Riad.

Hay muchos tipos de alojamiento en Marrakech pero nosotros recomendamos un Riad, pero no cualquier Riad. Oímos hablar sobre los Riad regentados por marroquís, decían que estaban poco cuidados y sucios, así que para prevenir y, como íbamos a pasar bastantes días, buscamos uno regentado por un francés. Y qué gran elección, un hombre increíble la verdad. Otro consejo es que escojáis un Riad con piscina, lo agradeceréis al llegar de vuestras excursiones y paseos por la medina. Allí los alojamientos son muy muy baratos así que no será caro alojarse en un gran Riad.

Riad Marrakech

Hubo algunos lugares que no pudimos visitar y de los cuales nos encantaría que nos hablarais; son las Tumbas Saadíes, Palacio Badia, una visita a Fez, una ruta en quad y muchas cosas más de las que seguro que disfrutáis.

Esperamos que os haya gustado y os haya servido de mucho parra vuestro viaje por Marrakech. No os perdais nuestro video.

MIL Y UNA COSAS QUE HACER EN MARRAKECH – PARTE 1

16 thoughts on “MIL Y UNA COSAS QUE HACER EN MARRAKECH – PARTE 2

  1. Nos encanta vuestro viaje, las recomendaciones que dais quedan apuntadas. Tenemos pendiente este año un viaje por Marruecos así que nos habéis servido de ayuda. Bonitas fotos
    @tiempo_d_viajar

  2. Bueno, si ya me dejásteis con ganas de visitarlo en la primera parte, ahora ya sí que tengo que ir. Chicos, que envidia me dais. Espero poder visitar pronto este precioso lugar. Gracias por enseñarnoslo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge